¡Diplomacia sin Mermelada, Clientelismo o Corrupción!

Las Embajadas y los Consulados deben estar al servicio de colombianas y colombianos en el mundo, nuestra acción de cambio propone un Proyecto de ley con una reforma estructural a los Consulados y Embajadas para que estén al servicio de la gente. Cónsules y embajadores deben ser profesionales de la carrera diplomática en aras de representar los intereses de la ciudadanía colombiana de a pie residente el extranjero, además de estar deslindados de investigaciones judiciales, especialmente de aquellas relacionadas con corrupción, violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario.


Por otra parte, se deben ofrecer servicios consulares de información y orientación que faciliten procesos migratorios y de integración en los países de acogida, atender de manera adecuada casos de víctimas de violencias basadas en género, así como dar acceso a la información sobre cuestiones como la reunificación familiar, o sobre los servicios de salud y de protección social en los países de acogida. Además deben apoyar a las personas retornadas en los trámites para su viaje de vuelta, su reintegración, reinstalación a nivel individual y comunitario en Colombia.


“Un Pacto Histórico en acción con oportunidades para todos y todas”

Karmen Ramirez Boscán

Logo horizontal FONDO _edited.jpg
Logo vertical con fondo blanco_edited.jpg